¿Quiénes somos?

Badge

PDAL Drums es una empresa pequeña. Realmente, no es ni siquiera una empresa, es más bien una idea. La idea de que cada uno puede tener su propia caja, su propio sonido. Una caja realmente artesanal, hecha a tu medida y totalmente única. PDAL Drums soy solo yo, y por suerte un montón de gente que me apoya: familia y amigos.

ANGEL_TOCANDO_South_Park

(Haz click en la imagen si quieres crear tu propio personaje al estilo South Park!)

 

Me llamo Angel, me gusta la batería y la toco, o lo intento, desde que tengo uso de razón. Amo este instrumento, es mi pasión. Puedo decir sin exagerar, que tocar la batería me ha servido, no sólo de válvula de escape, sino que me ha salvado en más de una ocasión, y lo sigue haciendo, de más de una mala situación anímica. Siendo una persona que vive siempre en un mar de dudas, sin ni siquiera una opinión formada en cosas que la gente parece tener muy claras... temas importantes y vitales como son el aborto, la existencia de Dios, etc... o bien simplemente en cosas triviales, como decidir qué pantalones me pongo al levantarme, creo que ésta es la única cosa realmente clara que he tenido siempre en esta vida: que quería tocar la bateria. 

Aparicion

Todavía recuerdo la primera vez que estuve delante de una… fue como si se me hubiera aparecido un ser divino delante mío, no recuerdo mi edad en esos momentos pero debía de ser yo muy pequeño… todavía la veo delante de mí, enorme, mucho más alta que yo. Me acerqué a ella despacio y no me atrevía a rozarla, estaba deslumbrado.

Ahora todavía me quedo embobado, como cuando era niño, cada vez que veo una. Tienen una belleza que es difícil de explicar. Soy un estudioso de éste instrumento y un apasionado por conocer cada vez más cosas sobre él.

La sensación que tengo cuando estoy tocando con mi banda y siento como llevo el pulso de la música es única, indescriptible, pocas cosas me hacen sentir tan bien como eso.

(Aquí puedes verme con mi banda, The Mooh. Clikando en la foto o en el nombre podrás escucharnos y dejar un "me gusta"!)

 

Mi carácter no es el más dominante del mundo precisamente, pero cuando estoy tocando me siento seguro, es una de las pocas situaciones en las que tengo el control (dejando aparte las limitaciones técnicas, que tengo muchas… sólo estoy hablando de sensaciones).

Cuando era pequeño era muy difícil acceder a éste instrumento, pero el destino quiso que alguien me prestara una, muy sencilla, que tuve en el garaje de mi casa y con la cual hice mis primeros avances, tocando sobre la música de mis discos, emulando a mis bateristas favoritos.

Entonces eran los 80 y la moda era llevar kits de batería gigantescos, con un montón de toms y platos... ¡Yo también quería muchos tambores!. Pasaron los años, y una vez tuve mi casa, mi trabajo, y algo de dinero para gastar, encontré una manera de tener y probar muchos tambores y cajas con poco presupuesto: se podían comprar en el mercado de material usado, a menudo en casas de empeño, sobretodo en USA en las que abundan... normalmente en bastante mal estado. Una vez en mis manos las desmontaba, las restauraba y reparaba, y con esto conseguía pasar muy buenos ratos. La satisfacción de "devolverle la vida" a un instrumento que estaba ya en fase de jubilación, tener la ocasión de probarlas, coleccionarlas o bien ponerlas otra vez en el mercado, a un precio razonable que me permitiera seguir el proceso no con el ánimo de comerciar ni especular, sino simplemente recuperar el gasto invertido. Así ya me consideraba pagado con creces: al ver cómo un instrumento que estaba polvoriento, oxidado, abandonado y en desuso cuando lo encontré, ahora volvía a tener una nueva vida musical.

El siguiente paso fue darme cuenta de que podría construir yo mismo mis propias cajas, tengo que decir que sin ningún mérito por mi parte, ya que es algo que cualquiera un poco manitas, con algo de paciencia y mucho cariño, puede hacer en su propia casa.

Empecé construyendo mis propios proyectos y lo sigo haciendo, pero también he tenido la suerte de que algunos amigos y compañeros bateristas han confiado en mí para la creación de su instrumento personalizado -ya que todo es configurable-: tipo de madera, medidas, acabados, diseño... creé mi propia marca: Pdal Drums, para darles a mis cajas una seña de identidad.

Asimismo me decidí a lanzar esta web en donde podía explicar mis opiniones, impresiones y todo lo que pudiera compartir, como mis conocimientos -aunque sean pocos- sobre el mundo de las cajas. Todo comenzó en el año 2006 y puedo asegurar que me acuerdo de todas y cada una de ellas, y lo digo sin exagerar, como si fueran hijas mías. Lo mejor de todo de vivir este proceso es que es un aprendizaje continuo, también me ha permitido conocer y relacionarme con gente a la que tengo el honor de poder llamar ahora amigos, y por último, y esto es algo muy difícil de explicar con palabras... el pensar que hay algunas cajas que en estos momentos están sonando por ahí, en conciertos, estudios de grabación o salas de ensayo, de las que he tenido la suerte y el honor de darles forma y contribuir a su creación. Esto es algo que todavía ahora me cuesta creer.

Ayudante

Incluso he podido permitirme el lujo de contratar un ayudante… puedes verlo, trabajando duro, en la foto.

Si quieres saber algo más sobre mí, puedes leer esta entrevista que me hizo Borja Mollà en su blog de Massbateria. También estos vídeos en los que tengo una charla con Xavi Reija y hablamos sobre cajas.

Un saludo y muchas gracias por leer esto.

 

Esta es la Ultima Caja Pdal Drums terminada

Escritos sobre cajas

Trucos y Consejos

Cajas Pdal Drums

Tipos De Cascos

Tipos De Maderas

Bateria: Innovaciones

Maderas y Sonidos

Quienes Somos