Trucos y consejos

De vez en cuando me llega algún correo preguntándome cómo hago el acabado al aceite. Como cada vez más gente se está animando a hacerse sus propios proyectos, creo que puede ser útil este tutorial... espero que si. 

Mi principal consejo a tener en cuenta es éste, lee muy atentamente: ¡no lo intentes!, es muy complicado, sólo yo puedo hacerlo bien. 

Es mentira, ¡eh ehe! , empezamos con una broma, pido disculpas, ahora viene lo serio. 

 

En estos enlaces puedes conocer las ventajas del acabado al Aceite: 

 

Acabados de los cascos: acabados al aceite

Cajas Pdal Drums: acabados   

 

Con este tipo de acabado no hay ningún secreto, sólo se necesita tiempo y paciencia. Cada uno lo hace a su manera, hay quien le da tres o cuatro capas rápidas al casco, otros estamos semanas y semanas aplicando capa tras capa, de forma obsesiva. Pero no hay una forma mejor ni peor de hacerlo, todas las personas que conozco que llevan un tiempo en esto lo hacen de forma distinta, así que yo simplemente apuntaré unas líneas generales y algún truquito. ¡Vamos allá!. 

Es simple: compra el aceite, sigue las instrucciones que vienen en el bote, y ya está. ¡Que no, que no es tan fácil! , ya te la he vuelto a colar. Por favor no te enfades, sigue leyendo. Ahora si: 

Lo que se necesita básicamente es un buen aceite de Tung, una brocha cutre, montones de trapos y algo para lijar. En USA tienen una gran variedad de marcas de aceite, las mejores, pero es difícil comprarlas desde aquí porque hay restricciones en cuanto a enviar por correo este tipo de productos.

Normalmente yo uso uno de procedencia alemana, la marca es "Lignea" y lo compro en una tienda de Madrid llamada "Comercial Pazos". Al final del artículo he puesto la traducción de las indicaciones del fabricante, ya que en la etiqueta vienen sólo en Alemán (haz click en el enlace: "Lignea Instrucciones"). 

En Amazon puedes encontrar más marcas y seguro que también en alguna tienda de bricolaje o restauración de muebles de tu localidad, en donde además te podrán aconsejar sobre su uso.

Los trapos no han de soltar pelusilla -camisetas y gallumbos viejos sirven- aunque lo mejor es la tela fina de algodón de las sábanas. Para lijar se puede usar papel de lija o lana de acero. Yo uso principalmente lija y la lana de acero la sustituyo por la parte verde de esos estropajos de lavar los platos porque no suelta fibras.

Otras cosas que recomiendo: guantes de goma para no pringarte las manos, mascarilla  para evitar el fuerte olor y unas gafas de protección tampoco estarían de más, porque el aceite a veces irrita los ojos aunque no los toque directamente. 

 

Ya tenemos todo el material, pero necesitaremos también un espacio y un momento adecuado. Un sitio suficientemente amplio, ventilado, libre de polvo y seco es lo ideal,  en donde no haga mucho calor ni tampoco mucho frío. El momento perfecto es un ratito tranquilo que tengamos para disfrutar del proceso. 

 

Ahora sí, ¡vamos ya con ello!. Tenemos el casco en crudo que ha de estar lo mejor preparado posible (lo habremos lijado con lija muy fina hasta dejarlo suave como el culito de un bebé, y hay que librarse de todo el polvillo limpiándolo bien). Algunos de mis cascos los he teñido antes con tintes al agua para darles color, si haces eso hay que esperar a que sequen bien, y si en las indicaciones del tinte dice que seca en cuatro horas, yo lo dejo secar veinticuatro para asegurarme. 

En las siguientes fotos puedes ver el casco de la Pdal 63 11 , en crudo, tintado y terminado con el aceite:    

 

Es lo único que se puede dar a la madera previamente, no hay que ponerle ningún tipo de tapaporos porque precisamente ésa es una de las funciones importantes que tiene el aceite, que ha de poder penetrar en la madera y nutrirla. Hay que tener en cuenta que el aceite oscurece un poco el tono la madera, de manera que si quieres conseguir un tono en concreto con el tinte, has de dejarlo siempre un poco más claro que el resultado final que se quiera conseguir. 

 

Colocamos el casco encima de algún sitio que pueda pringarse, pues el aceite seguramente va a escurrir o gotear un poco. Con la brocha cutre empapas bien el casco de aceite, y es cuestión de dejarlo así unos 25 minutos. Este tiempo varía en función del aceite, es recomendable seguir los tiempos recomendados por el fabricante. Pasado este rato volvemos y con el trapo frotamos bien, retirando el sobrante. Ahora se puede dejar el casco secar, en un espacio ventilado. Yo siempre lo dejo un mínimo de 48 horas. Atención porque en maderas de grano abierto como el Roble y en muchas otras, hay que repetir varias veces el frotado pues los poros exudan pequeñas gotas del aceite que previamente ha absorbido. Si no lo hacemos se secan y cuestan mucho de quitar después con el lijado.   

 

Pasadas las primeras 48 horas y si se nota bien seco al tacto, repetimos el proceso: un lijado fino, sin hacer mucha fuerza o nos cargaremos la capa de aceite, limpiar bien el polvillo, asegurarnos de que se nota liso al tacto y de nuevo empapar, dejar 25 minutos, frotar, secado de 48 horas vigilando que no exude y si lo hace, frotar de nuevo. 

 

Recomiendo hacer esto un mínimo de cuatro veces en todo el casco: interior y exterior. 

 

Después de las primeras cuatro capas tenemos un casco con la madera nutrida y el poro sellado, protegido contra la humedad, insectos y demás problemas. 

 

A partir de aquí hay varias opciones: dejarlo si ya te gusta cómo está, usar cera para madera o bien seguir dándole más capas de aceite. 

 

Si se le aplica cera para madera después de esta cuarta capa el resultado también es muy bonito, queda un mate muy elegante y suave.  

Casco de la Pdal 74 12 , en crudo y tintado con cuatro capas de aceite y terminado a la cera:

 

Normalmente con las cuatro capas el casco ya tiene un bonito satinado, pero realmente vale la pena seguir trabajando un poco más para un acabado impresionante. Dependiendo de la madera necesitaremos más o menos capas para conseguir un buen brillo, yo suelo dar un mínimo de 15 hasta 25 capas. 

 

 

 

 

Llegados a este punto normalmente sigo dándole capa tras capa, pero de distinta forma. De entrada, sólo trabajo ya con la cara exterior del casco. Aplico el aceite en menor cantidad empapándolo en un trapo y dando toques con él. Paso un trapo limpio dejando una fina capa, espero un tiempo de secado algo menor al de las primeras capas, y por último el frotado final también de forma más suave. Una vez seco tras las 48 horas de rigor, es importante comprobar pasando la mano por la superficie de la madera que ésta está fina y lisa al tacto. De esta forma conseguimos un brillo espectacular, y mejor cuantas más capas. 

 

 

Hay algunos truquitos que pueden ayudar a rematar el trabajo si quieres experimentar un poco más, como son:

- Lijar con la lija humedecida en el aceite.

- Hacer el frotado con trapo también ligeramente húmedo de aceite en vez de seco.

- Dar una última y fina capa de aceite con un rodillo de espuma.

- Pulirlo con algún producto (con cuidado porque nos podemos cargar el brillo).

- Cualquier otra idea que se te ocurra, ¡hay que experimentar!.  

 

El acabado al aceite resalta los dibujos de la madera y los realza de una forma espectacular. Además si en el futuro hubiera que reparar alguna rayada en el casco, se hace de forma muy sencilla simplemente puliendo la zona y aplicando una nueva capa, dejándolo como nuevo. 

  

Como ves no es complicado, pero requiere mucho tiempo y dedicación... hay que echarle horas y cariño al asunto. A veces he tardado dos meses en dejar un casco completamente a mi gusto, pero creo de verdad que el resultado vale la pena. ¡Suerte! 


Lignea 

Aceite de Tung chino 

Lignea es un producto 100% natural puro extraído de la fruta de la nuez china Tung (Aleurites fordii). Debido a su excelente calidad, el aceite de Tung se conoce desde tiempos inmemoriales como "aceite de madera". 

Características: 

El aceite de Tung penetra profundamente en la superficie de la madera, que se endurece después del secado, y aporta resistencia mecánica y gran resistencia a la humedad (consigue aproximadamente el doble de protección que el aceite de linaza). 

El acabado con aceite de Tung es mate, sin reflejos molestos. Profundiza el color y aumenta el contraste de la veta. Sin embargo, la madera conserva el aspecto y textura naturales. La película protectora es de elasticidad permanente y a diferencia del aceite de linaza, apenas oscurece la madera. 

Para reparar o remozar la superficie basta con aplicar una nueva capa. 

Lignea es adecuado para muebles, muebles de jardín, suelos, torneados, instrumentos musicales, juguetes de madera y embarcaciones de madera, así como la impermeabilización de materiales de construcción (la conservación de la Gran Muralla se debe al aceite de Tung). 

Lignea está diseñado para trabajar en varias capas, con paño o brocha. Puede ser diluido con aguarrás o aceites vegetales (por ejemplo: aceite de camelia sueca, aceite de linaza, aceite de naranja, etc. según nuestras preferencias) 

Consigue un acabado muy bueno, de olor dulce y con alta protección al desgaste y la contaminación. 

- Madera decorativa (objetos torneados, esculturas, joyería de madera) 

Buena penetración, fácil pulido, alta protección ante la contaminación. 

- Llenado de poros: 

El aceite de Tung en estado puro es eficaz para el relleno de poros. Aplicar a la superficie sin eliminar el exceso y dejar hasta que se vuelva viscoso. Después eliminar el exceso y frotando con un paño hasta eliminar todo el sobrante. Si es necesario se puede añadir un poco de aceite limpio para facilitar la eliminación. Después del secado, este proceso puede repetirse hasta 5 veces, dependiendo de la densidad y transparencia deseadas. 

Tiempos de secado: 

El aceite de Tung Lignea no está pre-oxidado y por razones ecológicas, no contiene acelerantes químicos de secado añadidos. Por lo tanto, el tiempo de secado necesario es de hasta 12 horas (seco al tacto) o 30 horas (curación completa). Estos tiempos dependen mucho de las condiciones ambientales y pretratamiento de la madera. 

Notas: 

El aceite puro de Tung es es relativamente denso, se puede mejorar la penetración del producto diluyéndolo o calentándolo al aplicarlo. 

El aceite de Tung tiene un olor distintivo, pero después de la secarse o cuando se mezcla con aceite de naranja o aguarrás el olor desaparece. 

En estado líquido al contactar de forma directa con la piel, puede causar irritación o reacciones alérgicas. Una vez seco, la película de aceite es químicamente estable y no tiene emisiones nocivas.

 

Esta es la Ultima Caja Pdal Drums terminada

Escritos sobre cajas

Trucos y Consejos

Cajas Pdal Drums

Tipos De Cascos

Tipos De Maderas

Bateria: Innovaciones

Maderas y Sonidos

Quienes Somos